Miercoles, 23 de Julio de 2014 Ir al inicio INICIO   Contacto  CONTACTO  
Inicio
La Ciudad / Edificios emblemáticos /
Jardín Zoológico
Jardín Zoológico PDF Imprimir E-mail



Fundado en 1907 con el estilo victoriano, cuenta con una de las colecciones más completas de plantas y animales autóctonos existentes en el país.

Los diarios de fines de siglo XIX relatan la existencia de una pequeña colección de animales enclavada en el incipiente Paseo del Bosque, cerca del casco fundacional de la antigua Estancia Iraola.

Así es como el 16 de octubre de 1907, por iniciativa del entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, Ignacio Irigoyen, se funda el Jardín Zoológico de La Plata por la ley 3.059, que en su artículo primero reza: "autorizase al Poder Ejecutivo para invertir hasta la suma de 5.000 pesos moneda nacional en la formación de un Jardín Zoológico dentro del Paseo del Bosque de esta ciudad".

Su primer director, Alfredo Plot, tuvo a su cargo delimitar los principales caminos interiores y la distribución de los ambientes. Las tareas iniciales de emplazamiento fueron realizadas por internos de un establecimiento penal que por entonces estaba ubicado donde hoy se encuentra la Escuela de Educación Técnica "Albert Thomas".

En sus comienzos, la colección de animales era muy escasa y el propio Plot -quien concibió el predio como un lugar destinado a la recreación y el esparcimiento de sus conciudadanos- donó su dotación particular de aves. Además fundó una escuela de avicultura, cunicultura y apicultura en el predio, que funcionó durante cuatro años donde actualmente se encuentra emplazado el cuartel de bomberos de la ciudad. En esa época la familia Plot vivió dentro del propio Jardín en una casa de madera que estaba ubicada en las cercanías de la actual avenida 52 y 115.

Años más tarde, llega a la dirección del zoológico una de las más destacadas figuras que rigiera su destino: Carlos Marelli quien sucedió a Plot a partir de 1918, permaneciendo en el cargo hasta 1940. Este naturalista, de sólida formación académica, marcó una etapa fundamental para la institución, transformándola en un centro de primera línea en el país y en el exterior. Durante su gestión fue remodelado el predio y se incorporaron plantas arbóreas y arbustivas provenientes de todo el mundo, pasando a constituirse también en Jardín Botánico.

También se incorporaron numerosas especies de animales consideradas "raras" para las colecciones de aquel entonces, se remodelaron los recintos y se construyeron otros nuevos. Muchos de estos recintos, inspirados en la concepción victoriana de la época, constituyeron réplicas de los más importantes zoológicos europeos como el pabellón de ungulados (hoy destinado a rinocerontes), que a su vez -en muchos casos- imitaban la arquitectura de los países de procedencia de los animales que en ellos eran exhibidos.

Otro de sus logros fue convertir al zoológico, en un centro de avanzada en zoología. Se publicaron trabajos de investigación reunidos en una colección de más de diez tomos que constituyeron las "Memorias del Jardín Zoológico de La Plata" y en las que se entremezclan contribuciones científicas dentro de las áreas de zoología, antropología, genética, evolución, veterinaria, piscicultura, ranicultura, con los primeros trabajos de conservación y protección de especies en peligro de extinción.

En 1979, tras depender de los Ministerios de Obras Públicas y de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires, el zoológico pasó a formar parte de la Dirección de Espacios Verdes de la Municipalidad de la ciudad de La Plata. En gestiones posteriores se fueron realizando nuevas actividades y proyectos. Podemos mencionar en esta etapa, entre otros aportes, la realización de la primera muestra para ciegos (1991), el curso de capacitación de aspirantes para cuidadores (1993) y la realización de intercambios científico-técnico con organismos provinciales de investigación y con otros zoológicos locales.

Hoy, con un mundo maltratado  por una cosmovisión antropocéntrica y con su biodiversidad amenazada, a la que estamos llamados a proteger, sentimos la necesidad de impulsar propuestas coherentes que nos eviten caer en el desconsuelo y en la desesperación de ver morir o mal vivir animales encerrados en jaulas de castigo.

Partiendo de esta premisa y teniendo en cuenta que el éxito de un zoo depende, entre otros aspectos, de la capacidad de supervivencia y reproducción de las especies de su colección, de las interacciones que entre éstas puedan establecerse y de la posibilidad de que esto pueda ser experimentado por quienes lo visitan, se debe plantear una deconstrucción  conceptual y pragmática y brindar alternativas novedosas.

Los objetivos que hoy movilizan el predio son los siguientes:

  • Brindar un amplio panorama de los patrones y procesos que han originado la diversidad biológica a fin de contribuir a la educación de las nuevas generaciones fomentando amor por la naturaleza y una ética de la conservación incluye el uso sustentable de los recursos naturales.
  • Alentar la investigación científica concerniente a la historia natural, ecológica, reproducción, comportamiento, taxonomía y distribución de las especies de plantas y animales neotropicales , en especial aquellas existentes en el Jardín Zoológico; a fin de profundizar en el conocimiento de las mismas como única alternativa para garantizar su conservación y la de los ecosistemas.
  • Desarrollar programas de reproducción y manejo de especies amenazadas o en franco retroceso numérico a fin de contribuir a la disminución de los eventos de pérdida de la biodiversidad regional mediante el diseño de una estrategia conservacionista.
  • Adherirse a los proyectos de protección de la biodiversidad:
  • Criar en un lugar.
  • Dar prioridad a nuestros animales.
  • El zoo debe financiar los proyectos de mantenimiento de conservación de espacios.

Dirección: paseo del Bosque s/n. Teléfono: (0221) 427-3925. Horario: martes a domingos de 9 a 18.
http://www.jardinzoologico.laplata.gov.ar/zoologico/sitio.htm