Jueves, 2 de Octubre de 2014 Ir al inicio INICIO   Contacto  CONTACTO  
Inicio
La Ciudad / Edificios emblemáticos /
Catedral de La Plata
Catedral de La Plata PDF Imprimir E-mail



La Catedral de la Inmaculada Concepción es el mayor Templo Neogótico de América del Sur, que se comenzó a edificar en 1884 y se inauguró en 1932, en coincidencia con el cincuentenario de la Ciudad, aunque no fue sino hasta 1999 en que se finalizaron las obras con la terminación de sus dos torres.

Desde una de ellas, a la que se accede por ascensor, se puede observar el trazado perfecto de la ciudad.

Este majestuoso templo se levanta frente a la plaza Moreno, en la manzana comprendida por las calles 14 y 15 y las avenidas 51 y 53.

Con ladrillo a la vista, inconfundible y bellamente rojiza, se ha convertido en el símbolo más característico de La Plata. Su superficie es de 7000 metros cuadrados, tiene capacidad para 14.000 personas, y mide 120 metros de largo por 76 de frente. Tomada hasta la cruz, la altura llega a los 97 metros, en tanto que las flamantes torres alcanzan los 112 metros.

Por decisión de Dardo Rocha, y aunque los planos estuvieron concluidos un año después, el 30 de abril de 1884 se reconoce como la fecha de colocación de la piedra fundamental.

La catedral de La Plata está inspirada en las catedrales góticas de Amiens (Francia) y de Colonia (Alemania). En el plano original diseñado por Pedro Benoit y Ernest Mayer se previó la construcción de tres torres, que habían quedado inconclusas.

La Unidad Ejecutora Catedral, un organismo provincial creado con el fin de llevar a cabo la restauración, puesta en valor del edificio y conclusión de la obra, dividió los trabajos en tres etapas.

Por un lado la restauración y conservación del edificio que sufría serios deterioros en sus paredes, techos y ventanas. En esas tareas participaron cuarenta escultores, ceramistas, arquitectos y especialistas en conservación. Se calcula que la Catedral está revestida por 12 millones de ladrillos.

Otra obra realizada por la Unidad Ejecutora fue el refuerzo de las cimentaciones de las torres. Se utilizaron técnicas modernas de micropilotaje con máquinas y tubos especiales para soportar las 2.000 toneladas de peso adicional que se le agregaron a cada una.

La tercera y última obra fue la construcción de las dos gigantescas torres de 112 metros de altura cada una, que fueron finalizadas tal como las habían diseñado Benoit y Mayer originalmente.

Las torres tienen un primer tramo de ladrillos que se extiende hasta los 63 metros de altura. El segundo ocupa 20 metros y fue construido en simil piedra color blanco. El último tramo, de 30 metros de altura, está completamente realizado en cobre.
A estas tareas se le agregan las cuatro torretas de 56 metros y dos que llegan a los 39 metros. Además, 200 conjuntos de pináculos organizados en 20 tipos, que incluyen 761 agujas mayores y 33 menores.

Cada una de las nueve torres expresan un mensaje. La del crucero representa el Pantocrator. Vista de frente, la torre mayor de la derecha representa a la Virgen María, allí se encuentra el campanario; mientras que la de la izquierda representa a Jesucristo. Las cuatro torres secundarias aluden a las virtudes cardinales: Fortaleza, Justicia, Prudencia y Templanza.

Tal como surgen del proyecto original de Benoit, se desprenden 56 imágenes religiosas que están representadas en el frente y las torres principales. La pieza mayor está dedicada a la Inmaculada Concepción y está emplazada en el frontón principal. La acompañan trece en el portal. El resto, está en las torres principales desarrollando la vida de Jesús y María.

Otra obra deslumbrante es el vitral del rosetón, que desde 1998 luce sus colores en el frente del templo, una obra artística de 180 metros cuadrados compuesta por 25.000 piezas. Este vitral ocupa la ojiva central y es el primero que se construye en el taller de la iglesia, al que se sumaron otros.

En la actualidad la Catedral luce completa con las seis torretas laterales terminadas y laminadas en cobre, y con los 800 pináculos colocados con la ornamentación dispuesta en toda la fachada.

De esta manera, con las seis torretas laterales ya terminadas y los pináculos construidos, el templo mayor de la ciudad terminó de hacer realidad el sueño de quien proyectó la Catedral.

Dirección: 14 entre 51 y 53. Teléfono: (0221) 427-3504.
Horario: lunes a sábados de 9 a 19; domingos y feriados de 9 a 20 hs.